Calculadora de intereses

Averigua fácilmente los intereses derivados de una deuda

Publicidad



Esta calculadora de intereses permite determinar los intereses derivados de obligaciones de naturaleza procesal, civil, mercantil, tributaria, seguros y subvenciones.

Funcionalidades

La calculadora de intereses incorpora, entre otras, las siguientes funcionalidades:

  • Selección de 2 periodos: La aplicación permite conservar los cálculos para dos escenarios distintos. Esto resulta útil si, por ejemplo, se quieren hacer cálculos para dos periodos consecutivos con un interés distinto (p. ej.: interés legal hasta la fecha de una sentencia e interes procesal después).
  • Elección de forma de cálculo del interés: simple (no se acumula a principal de la deuda) o compuesto (el interés se acumula al principal y genera más intereses). En general, se ha de seleccionar un interés simple salvo que sea aplicable un tipo de interés pactado entre las partes y éstas haya acordado que se calcule de forma acumulativa, es decir, como interés compuesto.
  • Incorporación de pagos anticipados a cuenta de la deuda principal. La aplicación permite descontar de la deuda los pagos parciales que se hayan ido haciendo, de modo que éstos no formen parte de la base de cálculo de los intereses.

Utilización

La calculadora de intereses permite determinar los intereses derivados de las siguientes obligaciones:

  1. Ejecución de sentencias. Se refiere al caso en que se produce un retraso en la ejecución de sentencias o resoluciones judiciales. En estos supuestos se aplica el tipo pactado por las partes o, en su defecto, el interés legal del dinero incrementado en dos puntos porcentuales. El interés se devenga desde la fecha de la sentencia o resolución judicial hasta la fecha del pago. En la calculadora de intereses hay que seleccionar interés pactado o interés procesal.
  2. Deudas en general. Se refiere al supuesto en que se produce un retraso en el pago de deudas de naturaleza no comercial. Son operaciones no comerciales aquéllas en las que una de las partes no es empresa ni administración. Un ejemplo sería el de un alquiler entre particulares. En estos casos se aplica el interés pactado por las partes o, en su defecto, el interés legal del dinero. El interés se devenga, si fue pactado, desde día siguiente al vencimiento de la deuda; si no, desde que se haga la reclamación judicial o extrajudicial. El interés deberá calcularse hasta la fecha de pago o hasta la fecha en que se dicte una sentencia o resolución judicial si es anterior. En la calculadora hay que seleccionar interés pactado o legal.
  3. Deudas comerciales. Se refiere al supuesto en que se produce un retraso en el pago de deudas derivadas de operaciones comerciales. Son operaciones comerciales aquellas que se llevan a cabo entre empresas o entre empresas y la administración. En estos casos se aplica el interés pactado por las partes y, en su defecto, el interés fijado conforme al procedimiento del art 7 de la Ley 3/2004, el cuál se publica semestralmente en el BOE. Este interes se calcula desde el día siguiente al vencimiento de la obligación hasta que se dicta la sentencia o resolución judicial (o hasta el pago si es anterior). En la calculadora de intereses hay que seleccionar interés pactado o comercial.
  4. Deudas tributarias. Se refiere al supuesto en que se produce un retraso en el pago de deudas de naturaleza tributaria; es el caso de “paralelas”, sanciones, autoliquidaciones fuera de plazo y otros supuestos de naturaleza tributaria. En estos casos se aplica el llamado interés de demora, que es el aprobado anualmente por la Ley de PGE o, en su defecto, el interés legal del dinero incrementado en un 25%. Este interés se calcula a lo largo de uno u otro periodo según los casos. Por ejemplo, en una liquidación tributaria o sanción se calcula desde el día siguiente al fín del plazo voluntario de ingreso hasta que se realiza el pago. En la calculadora hay que elegir interés de demora.
  5. Prestaciones de seguros. Se refiere al supuesto en que se produce un retraso en el pago de prestaciones por aseguradoras. En estos casos se ha de aplicar el interés legal del dinero incrementado en un 50%; no obstante, transcurridos 2 años desde la producción del siniestro, el interés no puede ser inferior al 20%. Este interés se calcula desde el día siguiente a aquél en que finaliza el plazo de 3 meses tras la producción del siniestro hasta la fecha del pago. En la calculadora hay que elegir interés de seguros.
  6. Reintegro de subvenciones. Se refiere al supuesto en que ha de reintegrar una subvención por incumplirse las condiciones que dieron derecho a la misma, declararse nula, etc. En estos casos se ha de abonar el interés que se establece por la Ley de PGE o, en su defecto, el legal del dinero incrementado en un 25%. Este interés se devenga desde la fecha en que se percibió la subvención hasta la fecha en que se devuelve (si el reintegro es voluntario) o hasta la fecha en que se dicta el acuerdo exigiendo el reintegro. En la calculadora hay que elegir interés de subvenciones.